Redescubriendo Medina Azahara

Lo vemos en cordopolis.es

El campo de trabajo del yacimiento califal emprende su octava edición con 30 participantes de distintos puntos de la geografía, entre ellos, dos jóvenes de Sanlúcar la Mayor, Irene del Pilar Pérez Moreno y José Antonio López González

Desde el año 2005, pequeñas manos de jóvenes estudiantes han ido limpiando y dando brillo a uno de los bienes culturales más importantes de Córdoba, el yacimiento de Medina Azahara. De nuevo, este año el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía han organizado el Campo Internacional de Trabajo.

El objetivo de este tipo de actividades es que, a través del trabajo voluntario, se puedan establecer elementos de proyección o de ampliación del trabajo que se desarrolla en las instituciones. En esta ocasión, y desde el pasado lunes hasta el día 28, una treintena de jóvenes trabajarán en este yacimiento, que siempre es el más demandado, por encima del de Almedinilla.

Sus participantes, que proceden de toda la geografía española, y de puntos tan dispares como Francia, Bélgica, Estonia, Turquía o Corea del Sur (entre ellos, dos jóvenes de Sanlúcar la Mayor, Irene del Pilar Pérez Moreno y José Antonio López González), llevarán a cabo trabajos en la vivienda de la alberca, una de las zonas más lujosas del Alcázar. La mezcla de culturas que supone este tipo de actividades es lo que enriquece el campo de trabajo, según algunos de sus colaboradores, y afirman que lo que aprenden va más allá de la arqueología.

Si el año pasado este campo de trabajo estuvo orientado a la limpieza del ataurique, en esta ocasión, y tal y como señala Ramón Fernández, coordinador del yacimiento, los chicos llevarán a cabo “las labores de reorganización de materiales y su posterior limpieza, preparación de todo el material relacionado con la yesería para su posterior traslado al museo y, finalmente, una recopilación de las distintas tejas que serán enterradas ya que cuando hay grandes cantidades de materiales de valor reducido, se entierran localizadamente para que lo ocupen demasiado espacio”.

Además de todas las labores que se desarrollen dentro del yacimiento, este campo de trabajo incluye otras actividades para fomentar todo lo relacionado con la cultura andalusí, como es la visita a Granada y otras zonas de Córdoba con potenciales arqueológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow us on Social Media
Abrir chat
Contacta con Solúcar Radio